lunes, 2 de septiembre de 2013

Trabajando en Taiwán 9. Comentario sobre la Visa de Trabajo.

Para aquéllos que desean trabajar en Taiwán. El documento que se debe tramitar es la llamada VISA DE TRABAJO. Éste documento permite vivir y trabajar en Taiwán, pagar impuestos, salir y regresar al país, alquilar apartamento, abrir cuenta de banco, etc.

Muchas son las academias de inglés donde ofrecen la visa a sus empleados, para atraer a todos aquellos interesados en vivir en ésta hermosa isla. Las empresas que buscan extranjeros para posiciones de ingeniería y/o ventas, ofrecen también la visa a sus empleados. Sin embargo, como todas las cosas, tiene sus ventajas y desventajas.

Algunas empresas al entrevistar a un solicitante de trabajo, les dicen que no saben cómo tramitar la visa y que si ellos pueden averiguar al respecto. Esto es por así decirlo, una prueba. Si la empresa desea contratar un extranjero está obligada a reportarlo al Ministerio de Trabajo y toda la información se encuentra bien explicada en chino, por lo que es más fácil para la empresa encontrar la información. La prueba consiste en ver la reacción del solicitante y si está dispuesto a investigar por su cuenta. Las empresas buscan candidatos que busquen soluciones e investiguen la información, no aquellos que esperen que las empresas lo hagan y digan todo.

Por otra parte, la visa también significa que la persona puede residir en Taiwán por el tiempo que dure la misma. En caso terminar la relación laboral por una u otra razón, se tiene aproximadamente un mes  para encontrar otro trabajo o se debe salir del país. Por ejemplo, se puede ir a Hong Kong, tramitar visa de turista por noventa días y regresar a Taiwán a buscar empleo.

Algunas empresas prefieren empleados que necesiten visa de trabajo mientras que otras prefieren aquellos que tienen visa de matrimonio (extranjeros casados con taiwaneses).

Las empresas que prefieren empleados con visa de trabajo lo hacen porque se aseguran el poder de negociación con el empleado, saben que la persona necesita la visa y algunas empresas tienden a aprovecharse. Demandan jornadas largas de trabajo, comúnmente sin pago de horas extras. Otras ofrecen un salario menor al que por ley se debe ofrecer a un extranjero, por lo que se firman dos contratos, uno para el ministerio de trabajo con el salario de acuerdo a la ley y otro con el verdadero salario. Si la persona no tiene muchas opciones, aceptará dicho contrato.

Las empresas que prefieren empleados que no necesiten visa, se arriesgan a que la persona renuncie en cualquier momento, pero también saben que esa persona está dispuesta a vivir en Taiwán por un tiempo largo y no corren el riesgo de capacitar al empleado y escuchar que luego debe regresar a su país ya que solamente quería ganar experiencia. No es necesario tramitarles la visa de trabajo y eso representa menos desgaste para la empresa, todo es más ágil y fácil de manejar. Es una relación laboral más pareja entre empleado y empresa.


Ninguna situación es mejor que la otra, solamente son diferentes condiciones. Pero es bueno estar consciente de ellas al momento de buscar trabajo para saber  a qué atenerse.