lunes, 3 de diciembre de 2012

Empresas Taiwanesas 2. Creciendo...

VIENE DE Empresas Taiwanesas 1
 
Viajando en plan de negocios de parte de la empresa por tierras Latino Americanas, he conocido y conversado con taiwaneses que al igual que yo están viajando por negocios. Lo primero que me preguntan es si no hay nadie que represente a la empresa viajando conmigo, al responderles que soy yo el representante de la empresa, me vuelven a preguntar si algún taiwanés viaja conmigo, mi respuesta es negativa; de hecho ningún taiwanés ha viajado conmigo hasta ahora. Se asombran que viajo solo y me preguntan el porqué no viajo con ningún taiwanés. Primero respondo que en la oficina soy el único que habla español, segundo porque es más económico para la empresa que contratar los servicios de un traductor local y tercero si un latino escucha a un taiwanés explicar que los productos de China y Taiwán son diferentes, no les creen, pero si lo explico yo que soy latino, hay mayor posibilidad que lo crean y lo entiendan. Además que la comunicación con los clientes es mejor al hablar el mismo idioma y compartir la cultura latina. Aunque cada país tiene sus propias particularidades que para el taiwanés son difíciles más no imposibles de comprender.

Han sido esas personas que he conocido en exhibiciones internacionales, en aeropuertos, aviones, autobuses, restaurantes, incluso en parques; quienes me han comentado que no muchas empresas taiwanesas deciden contratar extranjeros y darles la confianza de representar solos a la empresa en el extranjero, más de uno expresa que la empresa donde trabajo está haciendo algo diferente a la mayoría, unos me han dicho que sus empresas jamás lo harían, otros consideran que es un paso difícil de tomar, algunos otros esperan que sus empresas sigan el mismo camino para poder crecer en el mercado internacional y global.

Incluso dentro de la misma empresa donde trabajo, existen algunas personas que piensan que la empresa no debería trabajar con extranjeros, que la empresa tiene empleados taiwaneses con años de experiencia más que suficientes en el mercado y con conocimiento del producto. Debo comentar en este punto que lo mismo sucede con las empresas en Latino América, creemos que no deberían contratar extranjeros que en dado momento son mano de obra más cara, que tenemos personal altamente capacitado. Eso me recuerda cuando trabajaba en Guatemala, la empresa pasó por varios cambios, de empresa estatal pasó a ser propiedad de un grupo de accionistas que a su vez al final la vendieron a un empresario mexicano, no diré el nombre, pero diré que es uno de los hombres más ricos del mundo, turnándose el primer lugar con Bill Gates algunos años. Cuando esto sucedió, la empresa empezó a llenar los mandos altos y medio-altos con personal mexicano, nos pareció que la gente que tenía muchos años de experiencia fue ignorada, muchos fueron despedidos. Sin embargo estos mismos empleados a pesar de toda su experiencia no pudieron en todos esos años llevar a la empresa al nivel que alcanzó posteriormente en poco tiempo. Es el mismo caso de Taiwán, es la segunda vez que soy testigo del mismo proceso de incluir extranjeros en la empresa, con diferente empresa, diferentes culturas, diferentes personas.

Los pasos a dar dentro de una empresa tradicional no son fáciles, primero se debe reconocer que se tiene un problema, el creer que las cosas deben hacerse siempre de la misma forma es el primer error, soy un creyente en la mejora continua, no creo que algo sea 100% perfecto, sino que siempre hay espacio para mejorar, quizás no ahora, pero siempre se podrá hacer con nuevas tecnologías, nuevas ideas. Si las empresas en general están llenas de tradiciones, las empresas familiares lo están aún más. Muchos dueños de empresas han enviado a sus hijos a estudiar en el extranjero y es ese contacto con el mundo exterior el que les da la visión de nuevas ideas y estrategias de trabajo.

En una empresa familiar tradicional, el más joven no puede ser jefe del más viejo, si el puesto que tiene es más alto, está obligado a escuchar lo que dice el mayor aunque el puesto oficial sea inferior. Cuando el dueño fallece y el hijo se hace cargo de la empresa, el tío que ocupe el puesto de Vicepresidente de la empresa tendrá en cierto momento más autoridad que el Presidente, por la diferencia de edad y experiencia. Si no lo hace, los mismos empleados lo juzgarán como una persona irrespetuosa.

CONTINUARÁ en Empresas Taiwanesas 3

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu comentario será bienvenido
Agrega tu nombre y nacionalidad al final del mismo