sábado, 11 de mayo de 2013

¡Las banderas de Taiwán y China ondeando juntas!



Ciertas cosas son difíciles de ver o encontrar. Hay situaciones que difícilmente se repiten dos veces o que podamos ver dos veces. Bueno, esta vez me toco presenciar algo que no se ve tan fácilmente. Fue algo tan grato que le tome una foto para poder contarlo y tener pruebas de ello.

No soy taiwanés, sin embargo he aprendido a querer este país y cuando vi la siguiente imagen me invadió un sentimiento de orgullo. Los gobiernos ponen sus reglas, dictan quien es amigo y quien no lo es, se olvidan que al final todos somos seres humanos, que tengamos rasgos diferentes no nos hace mejores ni peores. Es precisamente esa diferencia cultural, de raza y credo lo que hace que la humanidad sea tan llena de vida y de una riqueza inmensa.

No somos tan diferentes unos de otros, somos más parecidos de lo que creemos. Pero debemos aprender a vernos con otros ojos, no cegarnos a nosotros mismos para no caer en críticas y prejuicios que nos llevan a la discriminación hacia nuestros semejantes. Como bien dijera el maestro Yoda, esos sentimientos nos llevan al odio y el odio nos lleva hacia el lado oscuro.

Esto es lo que vi en una feria internacional de maquinaria textil en Sudamérica:
¡Las banderas de Taiwán y China ondeando juntas!
¡Y así permanecieron durante los tres días que duró la feria!





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu comentario será bienvenido
Agrega tu nombre y nacionalidad al final del mismo