lunes, 5 de enero de 2015

Un amigo fue rechazado de un MBA. Enterate del por qué.

La mayoría de programas de estudios de postgrado realizan una entrevista a los candidatos como parte del proceso de selección para conocer mejor al aspirante y determinar si está calificado para dicho programa. Uno de los programas más buscados es la Maestría en Administración de Empresas o MBA en inglés.

El prepararse para dichas entrevistas resulta un poco difícil ya que no se sabe con qué pregunta puedan salir los profesores y si la respuesta que el candidato ofrezca será del agrado de los mismos. Uno de mis amigos luego de completar sus estudios de maestría en ciencias de la computación, quiso ampliar sus conocimientos y aplicó a uno de estos programas.

Durante sus estudios de universidad y maestría, participó en varios proyectos junto con otros compañeros y consideró que sus conocimientos técnicos carecían del enfoque de negocios necesarios para pasar de la etapa de diseño y programación a la etapa de lanzarse al mercado con sus productos.

Entre sus planes estaban el continuar con estudios de doctorado o estudiar una maestría en negocios. Una de sus metas era el formar una empresa desde la cual poder realizar sus proyectos y venderlos a futuros clientes.

Este amigo sabía que los programas de MBA cuentan con cursos de Modelos de Empresas y que incluso participan en eventos internacionales donde estudiantes de diferentes universidades preparan sus modelos de negocio y son puestos a prueba por profesionales y empresarios para saber si sus modelos están debidamente elaborados. A los ganadores se les entregan premios en efectivo, en muchas ocasiones llegan inversores buscando por nuevos y futuros empresarios, dispuestos apoyar a los estudiantes a pasar del papel a la práctica y ganar dinero en el proceso.

Sabiendo de todo lo anterior, aplicó a varios programas, cuando fue llamado a la etapa de entrevistas me llamó para contármelo. A este punto él ya contaba con algunos proyectos de aplicaciones para teléfonos móviles y desarrollo de software en su currículo, ya había participado en varios concursos y había obtenido varios premios. Pero le faltaba profundizar en el área comercial.

El día de la entrevista llegó, se presentó puntual a la cita, llegó presentable y lleno de ilusiones. Entre las preguntas básicas estaban el cómo supo del programa de dicha universidad, si conocía a alguno de los alumnos o exalumnos, si había participado en el desarrollo de un producto, experiencia laboral, etc. Hasta este punto todo iba bien, pero llegó la pregunto que definió todo.

-¿Por qué quiere estudiar MBA?
-Porque una de mis metas es formar mi propia empresa.

-Nuestro interés es que nuestros alumnos ingresen a trabajar en grandes empresas a nivel internacional, no que formen sus propias empresas. Creo que no sería justo hacerte perder el tiempo con nosotros ni que nos hicieras perder el nuestro. Así que mejor te dejamos ir para que busques otro programa.

Mi amigo escuchó la respuesta y prefirió responder un simple “gracias por su tiempo”.

Cuando me lo contó no pude más que exclamar “¿¡Qué!?”. Se supone que ese es un programa que ha participado y ganado varios premios en competencias de planes de negocios para formar empresas, incluso entre los cursos que ofrecen tienen uno especialmente dedicado a escribir y elaborar planes de negocios.

Ambos decidimos creer que el programa no es malo, que en verdad es un buen programa pero que lamentablemente cuenta con un profesor que tiene dicha visión. Preferimos creer que el profesor es un problema para dicho programa y que su opinión no representaba la de la universidad ni la de la maestría. Pero que lamentablemente por personas como él muchos emprendedores son desilusionados.

Vale aclarar que para formar una empresa no es necesario tener un MBA, pero si el propósito era rechazar a un candidato, no era esa la forma adecuada.

Al final todo tiene un propósito, mi amigo ha recibido una beca para estudiar doctorado en Europa y ahora esa experiencia ha quedado en el pasado. Le vendrán nuevos retos y experiencias. A él mis respetos y le deseo éxitos en su futuro.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu comentario será bienvenido
Agrega tu nombre y nacionalidad al final del mismo