domingo, 30 de marzo de 2014

Jóvenes universitarios alzan su voz en Taiwán, participan 500,000 personas en manifestación

Mucho se ha comentado sobre lo que está sucediendo en Taiwán. En los noticieros internacionales aparecen imágenes de los estudiantes que han tomado uno de los edificios legislativos, algunos los califican de rebeldes y otros de héroes.

Me sorprendió encontrar una noticia en un diario de mi país, donde indican que ha habido varios arrestos luego de choques violentos entre policías y estudiantes. Esto para cualquiera, indicaría que ha habido un intercambio de golpes entre unos y otros, sin embargo, para los que vivimos en esta isla, hemos visto en los noticieros locales que los estudiantes se sentaron en el suelo frente a los policías, rehusándose a moverse. Siendo los policías quienes armados de bastones y escudos empezaron a jalar a los estudiantes de pies y manos cual si fueran bultos.

Incluso en algunas imágenes captadas por televisión y que pueden ser vistas en YouTube, se puede observar como algunos policías golpean con sus escudos a los estudiantes que están en el suelo, llegando a golpearlos con sus bastones mientras los estudiantes los atacan a gritos, si, a gritos. ¿Es esto acaso un enfrentamiento violento o un ataque violento?

Como era de esperarse, ha habido una manifestación anti-manifestación, es decir,  de apoyo al gobierno. El gobierno y el partido oficial han declarado que no tienen ningún vínculo con dicho grupo y que son personas que realmente entienden la situación, que los que se oponen al convenio son una minoría. ¿Será que alguien estará interesado en crear enfrentamientos entre el mismo pueblo y así desviar la atención del verdadero problema?

Bueno, dicha minoría realizó una manifestación este domingo a la cual atendieron según los organizadores, unas 500,000 personas. Mientras que a la manifestación de apoyo al gobierno atendieron solo 3,000. Pareciera ser que la “minoría” no es tan “minoría” después de todo.

En una cultura donde los jóvenes son enseñados a escuchar a los adultos siempre, donde los estudiantes no pueden contradecir a los profesores, donde ser diferente es visto como algo raro y es mejor ser como los demás. La acción de estos jóvenes universitarios viene a marcar un punto y aparte.

A los extranjeros que estudian en la isla no se les permite participar en ninguna manifestación política y corren el riesgo que se les retire la visa, por realizar actividades que no tengan relación con la visa que tienen. Por lo que muchos optan por no hacer nada, otros son más osados y llegan a tomar fotografías, escriben un blog, un artículo en Facebook y es como si participaran sin participar. Todos buscan la forma de expresar su apoyo a los estudiantes.

A 13 días que los estudiantes tomaran el edificio legislativo, aún no se ven muestras de un dialogo entre estudiantes y gobierno, mientras tanto el apoyo internacional y local a estos jóvenes sigue creciendo.  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu comentario será bienvenido
Agrega tu nombre y nacionalidad al final del mismo