lunes, 13 de marzo de 2017

¿No te aceptaron como maestro de idioma? Quizás esta es la razón

Con mi esposa tenemos una escuela de idiomas en la ciudad donde vivimos, entre los cuales están español, chino, tailandés, indonesio, francés y vietnamita. Así que una de las tareas que hemos tenido ha sido precisamente la de encontrar maestros, pero maestros adecuados. 

Como es de esperar, varias personas nos han contactado interesados en la oportunidad de trabajar como maestros de sus propios idiomas, sin embargo, no ha sido una tarea fácil. Muchos son descalificados desde el primer contacto, les respondemos que los contactaremos en un futuro y les agradecemos el interés mostrado. Algunos otros son descalificados luego de conocernos en persona, no por ningún racismo ni nada por el estilo, ellos mismos se descalifican.

¿Por qué los rechazamos sin conocerlos? Sencillo, desde el primer contacto evaluamos la forma que escriben, no solo la redacción en sí, también vemos las faltas de ortografía.

Les daré algunos ejemplos, una persona nos envió un correo diciendo (esto es una traducción de su mensaje):
“Hola. Estoy interesado en la plaza de maestro de …, pueden contactarme al teléfono …”

Ese fue todo el mensaje, me pregunto si cuando busca trabajo en una empresa grande escribe de la misma manera. Si tienes interés en un trabajo eres tú quién debe llamar y no decir que te llamen, debes pedir un número de contacto, enviar tu currículo y carta de presentación.

Otras personas nos han escrito lo siguiente (esta persona escribió en español):
“HI, ME LLAMO … Y ESTOY INTERESADO EN TRABAJAR COMO MAESTRO DE ESPANYOL, SOY DE …
LES ENVIO MI CV, K TENGA BUEN FINDE”

Un poco mejor, pero escribe todo en mayúsculas, saluda en inglés y escribe “espanyol” en lugar de “español”. Este es un error que veo cada vez más seguido en algunas personas, se niegan a usar la “ñ” aduciendo que la computadora no tiene teclado en español. Tengo un estudiante de español de 13 años al cual le comenté sobre el teclado y me dijo, “pero eso es muy fácil, solo tienes que entrar a la configuración y lo cambias en menos de un minuto, en el celular, la computadora o la tableta, es muy fácil”, le dije que tenía razón pero que muchos adultos no lo hacen.

Entre otras cosas hemos recibido mensajes con
“Hola! Como sta?”

No solo no usa signos de admiración e interrogación iniciales sino que no usan acentos y escriben con faltar de ortografía.

Si buscan ser maestros de español, al menos deberían tener más cuidado al escribir. Se eliminan solos. Si esa es la forma que escriben solicitando un trabajo en su propio idioma, no quiero imaginar cómo escriben cuando buscan trabajo en otro idioma que no sea el suyo.

De los que descartamos luego de conocerlos en persona, hubo uno que quería enseñar francés, pero nos dijo que él podía enseñar niveles avanzados, porque eso de explicar el género de las palabras y la gramática básica era mejor que lo enseñar otro. Además, cuando hizo su demo, le dijo a mi esposa que cortara unos papeles, no lo hacía él porque las mujeres lo hacen mejor que los hombres. Descalificado.

Otro aspirante para enseñar árabe después de venir y hablar con nosotros, nos dijo que le pagaban mejor como maestro de inglés. No me imagino quién le pagaría por ello, ya que su inglés estaba muy lejos de ser aceptable, mala pronunciación y escritura fatal.

También hubo uno que quería enseñar español y nos dijo lo mismo, que le pagaban más por dar clases de inglés. Le dije que no se preocupara, que podía ir enseñar inglés. Aunque para ser sincero, no sabía enseñar. Esto es algo importante, saber un idioma no significa que se pueda enseñar el idioma.

No tengo un título en docencia, pero desde que decidimos enseñar español con mi esposa, he estado estudiando la gramática del español, la forma de explicarla (de forma sencilla preferiblemente), he ido aprendiendo nuevas técnicas de enseñanza, he asistido a talleres para maestros de idioma, todos en chino pero lo importante es el contenido y no el idioma, ya que muchas técnicas se pueden aplicar a cualquier idioma.

Siempre seguimos entrevistando candidatos a maestros, les pedimos un demo de quince minutos para conocer su estilo de enseñanza, pero la evaluación inicia desde el primer contacto. Cuando busques un trabajo, no importa el campo de aplicación, investiga a la empresa, sus productos, sus clientes, obtén toda la información de mercado posible ya que esto te servirá cuando te llamen a entrevista.