El uso de música y lenguaje corporal para practicar diálogos en clase de español

El uso de música y lenguaje corporal para practicar diálogos en clase de español


Cuando aprendemos un idioma nuevo, uno de los problemas más comunes al que nos enfrentamos es el poder hablar con fluidez. Solemos decir “entiendo más de lo que hablo”, y hasta nos sentimos orgullosos de ello. Pero como maestros, debemos buscar la forma de ayudar a nuestros estudiantes a mejorar esta área.

 
Podemos diseñar actividades donde los estudiantes deban repetir las varias veces y de varias formas hasta que puedan hacerlo fluidamente. Sin embargo, he visto que muchos tienden a memorizar la pronunciación con estos ejercicios. Queda grabado en la memoria a corto plazo, por lo que después de una semana es posible que no recuerden lo que habían dicho.

Las actividades de repetición son de gran ayuda, pero cuando agregamos movimiento a la parte oral, es decir, que al mismo tiempo que se expresan oralmente también lo hagan por medio del lenguaje corporal, estamos dándole al cerebro un movimiento corporal en el cual apoyarse para recordar una palabra, una frase.


 
Por ejemplo, al aprender los tipos de transporte, podemos agregar lenguaje corporal a las palabras “coche”, “barco”, “avión”. Luego, cuando otro día intenten recordar ese vocabulario estarán haciendo el lenguaje corporal automáticamente, sin darse cuenta. Incluso, otros estudiantes al verlo recordarán el vocabulario también.

Ahora pasemos al siguiente nivel, un diálogo hablando con más lenguaje corporal. Suena divertido, lo sé, pero cuando somos principiantes en un idioma y queremos comunicarnos con desconocidos, todos hemos hecho uso del lenguaje corporal más de una vez. 
 
Por si no lo has reconocido aun, estamos hablando de una pequeña obra de teatro. Sí, los estudiantes estarán actuando el diálogo, con gestos, ademanes y movimiento corporal. Y como el movimiento lleva un ritmo, esto les ayudará a mejorar su fluidez, para que cada movimiento coincida con una palabra o expresión.

¡Imagina que tu clase de español sea un pequeño festival de teatro!


 
Ahora pensemos que, en lugar de movimiento corporal, vamos a agregar música al texto. Sí, música y no tiene que ser de una canción en particular, porque si nosotros decidimos la música, los estudiantes podrían no sentirse a gusto con dicha melodía y afectar el aprendizaje.

En clase les hago trabajar en grupos y les doy libertad de escoger la melodía. Varios grupos escogen “feliz cumpleaños”, “tres pequeños tigres”, “despacito”, etc.


 
Te estarás preguntando si hay prueba de que esto funcione. La música ya tiene su propio ritmo y esto es lo que ayuda a los estudiantes a practicar la fluidez. Es por eso por lo que muchas personas aprenden canciones en inglés, por ejemplo, aun cuando su nivel sea de principiante y solo pueden recordar la letra si la cantan. 

A estas alturas ya sabrás lo que deben hacer mis estudiantes. Sí, deben hacer un video de ellos actuando o cantando el diálogo y subirlo al grupo privado de Facebook de la clase.

Esta es parte de mi experiencia, espero te sea de ayuda.

Saludos desde Taiwán,
Yo soy Fernando.

Tal vez te interesen estas entradas

Anuncio